5

Crónicas del negacionismo …………….Lunar: la gravedad, los saltos, y otras mandangas.

George Méliès: el pionero

Si los americanos no llegaron a la Luna, entonces, ¿quien puso los espejos que nos permiten calcular la distancia a nuestro satélite cuando enviamos un haz laser y medimos el tiempo de ida y vuelta?

¿Tal vez los rusos? ¿Tal vez los chinos? ¿Tal vez los lunáticos? ¿Habéis visto la película Apolo XVIII?

Este es el texto íntegro que me ha hecho llegar un buen amigo, y yo lo expongo a la luz pública para que realicemos entre todos un Auto de Fe al más puro estilo Torquemada.

  • ¿Que pensáis del asunto, llegamos o no llegamos?
  • Y si llegamos ahora, con el SLS y Artemis, ¿nos lo encontraremos todo parcelado y con el letrero “sold out”?

El salto del hombre en la Luna.

Analicemos el salto que todos hemos visto de uno de los astronautas sobre la superficie de la Luna en los diferentes videos pasados por TV.
Una persona normal en la Tierra es capaz de saltar en posición vertical unos 20 cm más o menos.
Es decir que su Ec (energía cinética) se disipa llegando a una altura de 0’20m en donde toda ella se ha convertido en Ep (energía potencial). Y lógicamente vuelve al suelo por la acción de la gravedad, g.
En la Luna la aceleración de su gravedad es la sexta parte que la de la Tierra. Por ello toda masa, m experimenta una atracción que es la sexta parte de la que experimenta en la Tierra.
Es decir, un astronauta con todo su equipaje que en la Tierra pesa 150Kg, en la Luna sólo pesa 25Kg.
Supongamos que la velocidad a que el astronauta se impulsa en la Luna es la misma que en la Tierra porque la velocidad de contracción de sus músculos no varía de un lugar a otro y por tanto saldrá impulsado hacia arriba a la misma velocidad que en la Tierra.
Veamos:
                                               ½ mv2  = m g h
Simplificando:                        ½ v2        =  g h,                         con g = 10 m/s2

con  h = 0,2m,   tenemos:                              v = 2 m/s

Ahora calculemos la altura a que llegará el astronauta si ese mismo salto lo da en la Luna:
                                        g de la Luna = g Tierra/6
por tanto:
                                       ½ v2 = g/6  h   , con ello:

h=2/(10/6) = 1,20 m

Es decir, el astronauta debería alcanzar una altura de 1,20 metros en su salto sobre la superficie de la Luna. (Salvo error en mis cálculos).
En los vídeos no alcanza ni la sexta parte de esa altura lo que sugiere que no se hizo a g/6.
Y esto con la suposición de que se impulsa a la misma velocidad en la Tierra que en la Luna en la que pesa seis veces menos.
Si ahora quieren enviar una expedición a la Luna con robots y no para alunizaje sino sólo para orbitar el satélite.
El proyecto para enviar humanos es para el 2030.

¿Cómo si ya fueron en el 1969?

Conclusión: Jamás llegó el hombre a la Luna.

Lo triste es que aún se siga dando en los medios la noticia como cierta.
La explicación de semejante farsa?
Había que tenerla más larga que los rusos. 

Hala, ya tenéis para pensar por lo menos, por lo menos, por lo menos hasta que Feijoo sea Presidente del Gobierno y Ayuso Presidenta del Reino Autónomo Grande y Libre de Madrid, y el orden natural de las cosas se haya por fin restablecido. Amén.

adolfo

5 comentarios

  1. Pues yo no me niego a creer que llegaran… pero… ¿de verdad lo pudieron retransmitir en directo? De verdad que esa duda sí que tengo.

    También entiendo que todo el rollo este que están montando para mandar a dos maniquís, da argumentos a los que dicen que no llegaron. 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.