0

Ken Rockwell dice que analiza (pero no lo hace) los conversores 1,4x y 2x de Nikon Z: pero yo aporto un valor añadido inimaginable.

¿Complementos obligados o prescindibles?

Hombre, tampoco es que sea un análisis de esos que crean afición y hacen que al final un público enfervorecido y absolutamente entregado aplauda con las orejas entonando la trilogía del Anillo del Nibelungo.

Además, me acabo de dar cuenta de que a pesar de lo mucho que despotricamos, un artículo de nuestro californiano favorito sin sus coloridas imágenes de muestra pierde mucho, la verdad.

Salvo conocer las interioridades de su estructura óptica, nada más os aportará leer lo que sigue, así que ni siquiera me he preocupado por poneros la versión google.

Bueno, venga. Como así queda la cosa la mar de sosa, en un acto de generosidad extrema solo posible en esta casa, os voy a poner un pantallazo de las curvas MTF del Nikkor Z 70-200mm f/2.8 S VR solito y con los dos adaptadores. Ello os permitirá valorar la degradación que supone trabajar con estos multiplicadores de focal y decidir si vale la pena usarlos o gastarse la paga de Navidad, de Año Nuevo, de Semana Santa, de Verano, y de Otoño en un tele hecho y derecho de los de verdad.

¿A que así queda mucho mejor, no?

Hala, pues ahora ya conocéis todos los datos y podréis valorar el tamaño de la hucha cerdito necesaria para fotografiar bichitos salvajes y asimilados. Yo creo que con una XXXXXXXL os valdrá.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.