1

Este es un ejercicio de Santa Paciencia, concretamente de casi 7 horas de paciencia: una pista, los hechos pasan en Weztlar

Madre del Amor Hermoso, yo nunca he estado en una subasta Leica, pero juro por todos los Santos del Cielo y políticos del Infierno que si alguna vez me pierdo no me busquéis allí.

Convenientemente aleccionados y necesariamente pertrechados con un cubo de palomitas y varios litros de café sin descafeinar ya estáis preparados para asistir al mayor espectáculo del mundo.

Introito:

Peliculita en sí: (largometraje)

Results from the 41st Leitz Photographica Auction

Pregunta impertinente: ¿el pueblo llano se daría de bofetadas si la subasta fuera de material Canon?

adolfo

Un comentario

  1. La suerte de algunos, que su única preocupación es, asistir a una subasta de Leica y conseguir la pieza anelada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.