33

Esta es la HISTORIA MAS GRANDE JAMAS CONTADA: esta es la historia completa de mi Canon EF 24-70F2,8L II USM que pudo ser y no fue, solo apta para incondicionales del Blog.

Capítulo 1: Presentación
Capítulo 2: Antecedentes
Capítulo 3: Primer contacto mundo Canon
Capítulo 4: Contacto con Canon España
Capítulo 5: Las pruebas de Germán
Capítulo 6: Condiciones de la transacción
Capítulo 7: Valoración final

Igual es bueno haber empezado con un pequeño índice que no os dirá nada pero apunta maneras y crea expectación. Ademas me ha servido para aprender a hacer enlaces internos de WordPress, cosa que no sabía.

Venga, empecemos.

Tribulaciones de un canonista desencantado.

Capítulo 1: Presentación (lunes 21 de junio del 2021)

Este va a ser un culebrón, un culebrón a la antigua, con capítulos cortos pero relativamente densos que saldrán publicados diariamente. Mi intención con ello, no solo es comunicaros la historia que plantea su título, sino crear una expectación mediática inconmensurable que haga subir la audiencia hasta límites nunca vistos con espectadores ansiosos que se coman las uñas esperando las novedades .

En un principio había pensado publicar un capítulo cada semana, pero dado el ritmo al que yo publico cosas, creo que es demasiado tiempo y ya no os acordaríais del asunto de una semana a la siguiente.

Como en total son siete capítulos he pensado que mejor lo voy a hacer diariamente y así en una semana tenemos el tema listo. No es mucho esfuerzo lector y así no os olvidaréis entre medio del hilo conductor.

Espero que la narración de esta tragicomedia irrepresentable con matices que van desde el Sainete Zarzuelero a la trilogía del Anillo de los Nibelungos, pero siempre adornada con matices terribles y un golpe de teatro final, no solo os guste, sino que además os entusiasme. Yo la he escrito con mi máxima sinceridad y con el corazón en la mano como hago siempre.

Pienso que con la paliza que os he estado dando los últimos años con este para mi obsesivo tema, es algo que os debía.

Algunos capítulos serán un poco más pesados que otros, pero serán más que asequibles, no temáis, y pienso que uno al día será de fácil digestión. Empezaré este lunes y conoceréis el emocionante desenlace de la historia el domingo, así podréis comentar el tema en la sobremesa con vuestro cuñado, por ejemplo, y enzarzaros en una siempre constructiva polémica dialéctica de las que crean afición. Os lo debía. Es algo que podréis imprimir y enmarcar dándole formato de cuento para niños, y así entretener (o aterrorizar) a vuestros nietos a la hora de dormir.

Lo que sí es cierto y verdad es que el culebrón de mi EF 24-70F2,8L II USM ha llegado a su fin, y si os apetece conocer su historia y su desenlace deberéis estar atentos al boom editorial de cada día en esta semana de pasión, porque lo que os voy a contar es apasionante, vibrante, emocionante, emotivo y hasta un poco surrealista.

Amén, que quiere decir, así sea.

Cada mañana tempranito habrá una nueva entrega: el inicio hoy lunes 21-6-2021 y el desenlace el domingo 27-6-2021. El Pulitzer se va quedar pequeño, ya lo veréis.

 

**************************************************************************************

 

Parece mentira que un simple cacho de vidrio y metal me haya supuesto tanto desasosiego.

Capítulo 2: Antecedentes (martes 22 de junio del 2021)

Aunque sea pesado y un poco reiterativo, como esta narración pretende ser algo así como mis obras completas sobre este tema, es necesario empezar recordando cosas que la mayoría de vosotros ya conoce, pero que son un preámbulo necesario y obligado para evocar y situar mi pequeño drama.

Digamos que la historia comenzó hace muchísimos años cuando el Sr.Olympus me obligo a cambiar a un sistema autofoco cuando él renunció a hacerlo. Hasta entonces yo fui un usuario muy feliz con mis OM-1 y OM-2 con unos cuantos objetivos todos fijos: un 28, un 35, un 50, un 90 macro y un 150 (creo).

Todo ello lo vendí y me agencié una Canon EOS-5 con un magnífico EF 28-70F2,8L que me hizo feliz durante muchos años junto con mis Provias y Velvias 100. No puedo recordar el año, pero sería sobre los 80 y bastantes. Ahí empezó mi relación de amor-odio con el Sr.Canon.

A nadie que me haya seguido un poco y por lo tanto me conozca un poquillo se le escapará que ese rango focal es fetiche para mi pues lo considero el más versátil posible sobre todo para el tipo de fotografía que hago yo que casi siempre es de paisaje.

Con el mundo digital aún en puertas apareció el EF 24-70F2,8L USM (versión I). Caí en la tentación y lo cambié por mi EF 28-70F2,8L. Craso error. Desde un primer momento me di cuenta de que incluso con película el nuevo objetivo no afinaba tanto como el antiguo, pero como a veces pasa (al menos a mi) no quise creerlo y pensé que eran manías mías. Fuí tirando con él más mal que bien hasta que un día no pude más y le enseñé algunas diapositivas a Cesç Casanova de Casanovafoto a quien considero mi amigo. Llegamos a la conclusión de que aquel objetivo le pasaba alguna cosa rara. Previo pago de una diferencia acordada me lo cambió por otro nuevo del mismo modelo y que desde el primer momento demostró un rendimiento superior aunque nada espectacular. El otro lo envió al Servicio Técnico de Canon a ver si podían hacer algo por él.

Así fue pasando el tiempo y yo iba tirandillo. Llegó la era digital y me compré la Canon EOS 400D con la que hice mis primeros pinitos con los bits y con aquel objetivo. El objetivo del kit, el 18-55, puro plastico lo utilizo de pisapapeles desde el principio, que es su acreditada función. Después vino la 5D Mark II con la que noté un cambio muy significativo. Estaba contento aunque no exultante.

Años después apareció la versión II, el EF 24-70F2,8L II USM con una estructura óptica totalmente diferente, pues la I extendía el zoom para la focal angular y la II lo extiende para la focal tele, que es lo más normal.

Renové entonces el I por el II y de paso añadí el EF 70-200F4L IS USM que aún tengo y con el que estoy muy satisfecho menos cuando hago fotos de nieve donde todo el encuadre es blanco, pues el contorno aparece entonces con un tono ligeramente rosado fruto de las aberraciones cromáticas, pero por lo demás es excelente.

Con el nuevo EF 24-70F2,8L II USM estaba contentísimo y fue solo mi vocación de puñetero inquisidor la que se dio cuenta al cabo de miles de fotos que el objetivo estaba ligerísimamente descentrado. Una esquina de la imagen, y solo una (cosa curiosa) aparecía más borrosa que el resto. Era la parte inferior derecha y en conjunto la parte derecha no era tan rabiosa como la izquierda. Como seguro entenderéis más de uno, sobre todo los que estéis atacados por el “síndrome de la neurosis nitidista” que a mí me corroe, a partir de entonces todos los encuadres que hacía me salían con el motivo principal en la parte derecha y se me retorcían las tripas al saber que esa era la parte menos nítida de la imagen.

Que nadie se escandalice, si yo tardé miles de fotos en darme cuenta, es que la cosa no era muy seria, solo se notaba al 100% y en fotos donde el motivo fuera más o menos plano. Pero aún así la presión en mi atormentada cabezota iba aumentando de forma progresiva hasta que finalmente estalló y volví a cambiar mi objetivo por otro igual pero nuevo. Nuevamente craso error.

¿Os habéis fijado cuantos 24-70 he tenido que pagar sin acabar teniendo ninguno bueno?

También me compré mi última Canon, la 5D Mark IV con la que estoy muy contento.

La aventura con mi nuevo EF 24-70F2,8L II, el que tuve que devolver, ya la conocéis de sobra porque la he explicado en mi trilogía. Me duró solo un par de días y expliqué mi experiencia aquí.

En ella veréis que mi sufrimiento no ha ido más que en aumento, que el nuevo 24-70F2,8 tenía una curvatura de campo tan extraordinaria que lo inhabilitaba para paisaje y que me tuve que conformar con el EF 24-70F4L IS USM, que mecánicamente tiene la robustez y el sellado de un juguete chino, pero que su rendimiento óptico es aceptable, las aberraciones cromáticas importantes pero soportables, y su curvatura de campo (si la tiene) es muy suave.

Mi primer 24-70F2,8 II era excelente, pero estaba ligeramente descentrado y el segundo no era malo, pero algo había cambiado en su estructura óptica y se había convertido en objetivo solo apto para retrato y solo cuando el motivo está centrado.

 

**************************************************************************************

 

Alegoría para no poner el logo de la empresa

Capítulo 3: Primer contacto con el mundo Canon (miercoles 23 de junio del 2021)

El lunes 14-12-2020, de forma totalmente sorpresiva para mí y sin que hubiera habido ningún signo celestial o terrícola que me permitiera intuirlo antes, recibo en el correo del Blog el siguiente e-mail de una empresa que no voy a identificar (no hace falta ni aporta nada a la historia) pero que según parece lleva las relaciones externas de Canon España: la llamaré «Comunicación».

A partir de este momento, y para preservar el anonimato de las personas que han intervenido en esta historia (que tampoco aportan nada a la misma), usaré nombres ficticios que en nada dificultan la comprensión de la trama. Acudiré a los originalísimos Eva y Adán.

e-mail: 14 diciembre 2020 de Comunicación a Adolfo

Hola Adolfo,

¿Cómo estás? Mi nombre es Eva 1 y te escribo desde la agencia de comunicación de Canon.

Me pongo en contacto contigo porque seguimos tu blog, vemos que publicas mucha info de Canon y, por tanto, al equipo de comunicación de Canon le gustaría charlar un poquito contigo un día (virtualmente, claro, que estamos trabajando en casa y en distintas ciudades) para que nos conozcáis (y ver si podemos ayudarte el algo).

Gracias por decirme si te encaja.

Saludos,

Repuesto ya del estupor inicial, mantengo con Eva 1 un intercambio de correos y quedamos con tener un contacto virtual el 18 de enero, algo más de un mes después. Parece ser que su agenda estaba a rebosar, la mía no.

Efectivamente el 18 de enero a la hora de la cita me llama la tal Eva 1 y me pide los datos para incorporarme a una videoconferencia conjunta con tres personas más. Yo, por pertenecer a una especie de dinosauro cretácico ya extinguido, le conté que no tenía Smartphone y que ni sabía ni quería hacer ninguna videoconferencia. Lo encajó bien y reaccionó con solvencia. En un periquete montó una multiconferencia telefónica (solo audio) donde me presentó a una compañera suya, Eva 2 de su misma empresa y a dos colegas más, esta vez directamente de Canon España, Eva 3 y Eva 4.

La charla creo que fue bien: les expliqué quien era yo, como empecé con el Blog, que hacía y como lo hacía y también que una de mis aficiones era meter el dedo en el ojo a los fabricantes que se lo merecían, a todos, pero en particular al Sr.Canon porque yo era canonista de toda la vida y me dolían más sus “problemillas”. Fui totalmente natural y transparente, creo que me expliqué bien y creo que todas ellas me entendieron y pudieron valorar de qué pié cojeaba. Estuvimos de cháchara algo más de una hora y prácticamente solo hablé yo y Eva 1, las demás escuchaban pero apenas decían nada.

Inevitablemente, por las referencias constantes que hago en mi Blog, apareció la problemática que yo he tenido con el EF 24-70F2,8L II USM, y bien por amabilidad, bien por genuino interés, Eva 1 me pidió que le enviara toda la información de que disponía sobre lo que me había encontrado y las pruebas que había hecho para intentar solucionar el problema.

Todo fue como la seda y pienso que quedamos tan amigos.

Cumpliendo con lo que me pedían y yo les había prometido, el mismo 18-1-2021 les pasé a Eva 1 y Eva 2 (de «comunicación») este e-mail, y lo envié así tal cual, con mi estilo, para que me conocieran un poco mejor y para crear una cierta complicidad.

e-mail: 18 enero 2021 de Adolfo a Comunicación

Hola a todas:

Soy Adolfo, de Barcelona, y tal como hemos quedado en la multiconferencia cuatripartida de esta mañana os envío unos cuantos enlaces para completar lo que hemos estado hablando.

Primero la pestaña de “Quien soy yo” de mi Blog Fotochismes, donde veréis escrito lo que más o menos os he contado esta mañana.

Segundo la felicitación de Navidad de este año, que pienso complementa bien lo anterior y mi perfil.

Tercero la WEB de mi amigo Germán Pierre donde se dedica a analizar muchos objetivos y algunas cámaras. Es una WEB quizás indebidamente poco conocida, pero para todos los que la conocemos es una verdadera referencia. Es a él a quien os debéis dirigir si os apetece que analice alguno de vuestros productos. Me consta que del sistema EOS-R aún no ha analizado nada, y la verdad es que eso está feo.

Y esta es la trilogía de que os he hablado donde manifesté mi profunda decepción con el EF 24-70F2,8L USM II. En el apartado 3 veréis el análisis que hizo Germán con el EF 24-70F4L IS USM, que es el que utilizo ahora y que tiene una calidad óptica solo razonable y mecánicamente es “un juguete”, pero al menos es bastante plano.

Ya lo hemos hablado esta mañana. No os lo toméis a mal. No hay en ello ningún afán de acusación o reproche. Tan solo constaté un hecho y manifesté mi profundo disgusto.

Las pruebas que queremos hacer con Germán de una nueva remesa de EF 24-70F2,8L USM II (para ver si ha vuelto a variar el diseño óptico sin decírselo a nadie) han quedado pospuestas para cuando todos estemos vacunados y más tranquilos.

De esta mañana ya conocéis mi perfil y mi estilo, y también mi calidad de pensionista con dificultades para llegar a fin de mes, así cualquier cambio a “mirrrless” queda para mi descartado por ahora, así que no me importaría que el Sr.Canon me enviara el mejor EF 24-70F2,8L USM II que haya salido de cualquiera de sus fábricas en los últimos mil años.

Como ya hemos comentado, cualquier cosa que surja os la iré contando y en caso de que queráis contactar conmigo ya sabéis donde encontrarme.

  • e-mail del blog: adolfo@fotochismes.com
  • e-mail particular:elcanonistaimpaciente@gmail.com (fake)
  • Móvil: 123.456.789 (fake)

Mucha salud y un esperanzador 2021.

Adolfo.

Al día siguiente, 19-1-2021 recibo un e-mail de Eva 1 como acuse de recibo que decía esto:

e-mail: 19 enero 2021 de Comunicación a Adolfo

Hola Adolfo,

Gracias por tu mail. Lo envío a Eva 3 y Eva 4 (de Canon España), en copia, de modo que ellas ya lo saben y de paso ya tienes todos nuestros contactos.

De nuevo, gracias por la reunión de ayer y por tu tiempo.

Saludos y seguimos en contacto.

Eva 1

Ahí acabó mi contacto con «Comunicación». Trato muy correcto y nada que objetar.

 

**************************************************************************************

 

– logo –

Capítulo 4: Contacto con Canon España (jueves 24 de junio del 2021)

El 3 de febrero recibo este e-mail.

Aquí también el nombre es figurado, y como solo hay un protagonista mantendré el guión y solo utilizaré uno: el Sr.Adan.

e-mail: 3 febrero 2021 de CPS Canon a Adolfo.

Hola Adolfo,

En primer lugar, me gustaría presentarme, soy Adan del CPS (Canon Professional Service). Me informan mis compañeras de comunicación y la agencia que les comentaste problemas con el objetivo EF 24-70 f/2.8L IS II USM. Si es posible me gustaría conocer de tu parte los detalles y viéramos juntos las pruebas y tus impresiones. Tengo tu teléfono, pero prefiero que me digas un día y hora que te venga mejor y hacemos una teleconferencia para ver al momento las pruebas y además nos ponemos cara.

Un saludo,

En este punto es de justicia y no puedo por menos que expresar mi más sincero agradecimiento por la atención que Canon me brindaba. Después de años de sufrimiento tenía un interlocutor válido en el núcleo duro de Canon. La cosa pintaba bien.

A partir de ese momento se inicia un intercambio de e-mails bastante amplio donde yo le intento enviar algunos RAW’s para ilustrar lo que me pasa, hubo también una conversación telefónica, muchos correos de ida (por mi parte), y muy pocos correos de vuelta (por la suya) de los que no os voy a aburrir con su contenido. Solo os haré dos indicaciones que no puedo evitar para que os hagáis una adecuada composición de lugar.

  1. Lo primero que me comentó Adan cuando por fin y después de muchos esfuerzos pudo abrir mis RAW es que si marcaba la casilla “perfil del objetivo” en el revelador Digital Photo Professional (DPP) de Canon, se acababan todos los problemas y tenía nitidez de esquina a esquina. Me quedé patidifuso pues es imposible que una corrección de perfil enfoque planos desenfocados por una curvatura de campo tremenda. O yo no me supe explicar bien, o Adán no me entendió, o le dedicó a asunto solo los 15 picosegundos que un usuario como yo merece: ni soy miembro del CPS, ni soy profesional, ni me gasto todo mi sueldo en material Canon cada mes.
  2. Lo segundo que me sacó de quicio es que yo contestaba a sus pocos e-mails el mismo día que los recibía, sin embargo él me hacía esperar a veces más de un mes para hacerme saber algo. Yo no quería insistir para no molestar, pero reconozco que esa desesperante tardanza me hizo tomar ansiolíticos porque me subía por las paredes.

Los dos e-mails más significativos que recibí en todo este tiempo, hablamos desde el 2 de marzo al 19 de mayo son estos. Quizás visto en frío no sea mucho tiempo, pero a mí se me ha hizo eterno.

e-mail: 2 marzo 2021 de CPS Canon a Adolfo.

Por fin, hemos podido descargar bien los ficheros en RAW. A primera vista y como puedes apreciar en la captura de pantalla, simplemente activando el Optimizador de objetivos ya obtienes nitidez en toda la escena, en tu maquina lo tienes desactivado, esta función en cuanto la activas en el Digital Photo Professional observas que te hace como una basculación de la imagen.

Tal y como te comenté en estas semanas vamos a analizar un EF 24-70 en el laboratorio y te lo enviaremos para que lo analices tu.

Un saludo,

En este punto es aún más de justicia expresar mi más sincero agradecimiento por esta atención muy especial y por la prueba que después me ofrecía. La cosa pintaba más que bien.

e-mail: 15 abril 2021 de CPS Canon a Adolfo (respuesta a una impaciente pregunta mía)

Adolfo,

Están ajustando y calibrando la lente en nuestro laboratorio, esto lleva un tiempo sobre todo ahora que acaban de abrir.

Te mantengo informado en cuanto el laboratorio me las de a mi.

Un saludo,

El día 18 de mayo, más de un mes después, recibo sorpresivamente en casa una caja bastante grande del CPS de Canon. Dentro había un envoltorio de burbujas enorme y dentro un estuche de cuero de esos flexibles con un EF 24-70F2,8L II USM. No había ninguna nota ni ninguna aclaración. Lo desenvolví todo con manos temblorosas y se me cayó el alma a los pies. Ya sabéis lo pulcro (casi obsesivo) que llego a ser. El objetivo venía lleno de porquería y con marcas de uso evidentes tanto en el barrilete como en la montura. Al quitar la tapa trasera la última lente estaba llena de polvo y el aro metálico que la envolvía con alguna incrustación de materia dudosa. La lente delantera era indescriptible. No había huellas, pero creo que es lo único que no había. La cantidad de porquería y de marcas tipo arañazos o roces con pañuelos o gamuzas nada limpias era indescriptible. No tuve el valor de seguir mirándolo ni esperar a que ninguna de aquellas porquerías empezara a moverse, cosa que no me habría extrañado en absoluto. Lo tapé casi instantáneamente y lo envolví otra vez todo con sumo cuidado.

En aquel mismo momento, quizás demasiado en caliente, le escribí este e-mail a Adán del CPS de Canon.

e-mail: 19 mayo 2021 de Adolfo a CPS Canon.

Hola Adán:

Acabo de recibir el objetivo EF 24-70F2,8L II que me has enviado. Al abrir la caja me he dado cuenta de que es un objetivo «demo» que a saber por cuantas manos habrá pasado y cuantas veces habrá sido montado y desmontado. Viene con clarísimas marcas de uso, tanto en el barrilete como en la bayoneta, e incluso con un huelgo que me ha parecido excesivo al extender el zoom, y además viene tremendamente sucio, tanto en los aros de enfoque y zoom como en las superficies ópticas delantera y trasera. En principio no es eso lo que esperaba.

Espero que sea verdad que ha pasado por el laboratorio para su comprobación y calibrado, aunque no me has puesto ni una pequeña nota con ninguna explicación. Solo venía un albarán con el código y el precio del parasol, cosa que tampoco he entendido.

Ahora lo probaré con calma y rigurosidad y en cuanto pueda te diré alguna cosa.

Muchas gracias y mucha salud.

Adolfo.

Sorprendentemente a este e-mail Adán contestó a las pocas horas y me dijo esto.

e-mail: 19 mayo 2021 de CPS Canon a Adolfo

Hola Adolfo,

En ningún momento te dijimos que íbamos a enviar una unidad desembalada y nueva. Esa unidad que te hemos enviado está ajustada y calibrada por el servicio técnico con la máxima fiabilidad y sin ningún problema de foco, desviaciones o distorsiones. Como has apreciado es una lente que “usamos” y que usan fotógrafos sin haber recibido ninguna queja ni comentario sobre problemas como los que dices tener, esta es otra de las razones por la que te hemos enviado esa unidad “usada” que sabemos que esta chequeada por otros fotógrafos.

Un saludo,

¿Que hice a continuación?

Germán Pierre es mi amigo, mi Ángel de la Guardia en estas cosas, y además mi consejero espiritual. Yo soy muy nervioso, muy impulsivo, y me desmorono con muchísima facilidad delante de cosas así. Él está al tanto de todas mis cuitas y siempre se ha ofrecido a probar lo que haga falta. Lo hizo con el desastre de la curvatura de campo en mi último cambio, el origen de todos mis infortunios, y también se ha ofrecido a hacerlo ahora con este presunto objetivo comprobado y perfectamente calibrado por el laboratorio de Canon en Madrid.

Quedamos con Germán en vernos el 22 de mayo y le llevé mi Canon 5D Mark IV con el 24-70F4L IS USM que el probó en su día y ahora uso. También le llevé el EF 24-70F2,8L II USM que me envió Canon y en sus manos encomendé mi espíritu y algo más.

**************************************************************************************

 

¿Y tu me lo preguntas?: ansiedad eres tu.

Capítulo 5: Las pruebas de Germán (viernes 25 de junio del 2021)

Una nota que creo absolutamente necesaria. Para todo lo que escribo a continuación me he basado en las pruebas que tan amablemente ha realizado Germán con mi propio equipo. Pero todos los razonamientos y opiniones que vierto aquí son mías y solo mías, y por ellas asumo toda la responsabilidad, sobre todo si hay algo que se pueda consideran «descortés» en el asunto. Germán solo tiene la responsabilidad de haberme ayudado y le libero de todo lo demás. Quiero que quede muy claro.

Primeras impresiones a la recepción:

Ya he descrito la impresión que tuve al abrir el paquete y ver lo que contenía. No lo toqué, me horroricé, lo cerré, lo envolví otra vez y se lo entregué tal cual a Germán advirtiéndole, eso sí, que tuviera a mano una buena dosis de gel hidro alcohólico de la máxima graduación, por si acaso.

Al día siguiente me llamó y me dijo que en toda su vida no había visto una cosa igual en cuanto a dejadez y suciedad. Era claramente un objetivo “demo” sin número de serie grabado ni en el barrilete ni en la montura. Solo tenía una pegatina con el Nº interno de Canon para los objetivos demo de este tipo.

Este, por la cantidad de porquería que tenía acumulada e independientemente del uso que haya tenido, estaba claro que se había pasado mucho tiempo acumulando polvo en una estantería boca arriba y sin tapa y otro tanto boca abajo y también sin tapa. Tal era la cantidad de suciedad y marcas que traía «de fábrica».

Sin que yo sea demasiado mal pensado eso me hace cuestionarme la certeza de que ese objetivo, tal como me llegó, haya pasado por el servicio técnico para ajuste y calibración. En mi opinión, que puede ser equivocada, no lo niego, es muy difícil que un SAT digno de ese nombre haya trabajado con ese objetivo y lo haya entregado en esas condiciones al cliente final, en este caso el CPS de Canon.

Germán es persona cuidadosa y delicada y tan escrupuloso como yo pero con muchísima más paciencia. Lo limpió todo lo más a fondo que pudo y al final el objetivo ha quedado razonablemente bien incluso para un neurótico de la limpieza como yo.

Robustez mecánica:

  • Mecánicamente los aros de enfoque y zoom no tienen el tacto de nuevos pero están razonablemente bien y no hay ni huelgos ni deslizamientos excesivos. Lo mismo pasa con la parte telescópica del zoom.
  • Dado el uso y el trato que ha tenido tengo mis dudas de que los fieltros y anillos de sellado a la intemperie y antipolvo estén el buen estado y limpios. Voy a suponer que si, aunque la lógica me dice que no.

Incluso un paranoico como yo podría vivir con algo así, con muchas reservas, pero si hubiera sido «un pata negra» igual si.

Descentrado:

La siguiente tabla corresponde a los valores MTF 50% a plena apertura y a cuatro focales características.

Valores MTF 50% a F2,8 en todo el rango focal.

El valor óptimo teórico central es de 62 l.p./mm, por lo que vemos que en el centro se comporta muy bien a todas las focales salvo en 70mm donde la caída es abrupta y alarmante.

La tabla la pongo más que nada para constatar que el objetivo está ligeramente descentrado y de ahí los valores diferentes en FF entre la esquina inferior izquierda y derecha. No es un descentrado enorme ni gravísimo, pero ahí está y recuerdo que yo cambié mi anterior EF 24-70F2,8L II por un ligerísimo descentado que nunca sabré si era superior o igual al de este.

Lo que si queda meridianemente claro, por esta prueba y por otras que no os mostraré para no aburriros, es que este objetivo tiene un campo de enfoque prácticamente plano pues desenfocando ligeramente el punto central todos los valores MTF caen, tanto en el centro como en las esquinas. En los nuevos que Germán probó en el 2017, al desenfocar ligeramente el centro el valor MTF central caía, pero los de las esquinas subían, lo cual demostró irrefutablemente que el campo de enfoque era curvo. Eso os lo tendréis que creer, pero de verdad que no os miento.

  • Para mi queda claro que en un momento determinado desde que salió hasta en 2017 Canon modificó la estructura óptica del EF 24-70 F2,8L II USM sin decírselo a nadie haciendo que su campo de enfoque fuera curvo. Así lo demostraron las pruebas que hicimos Germán y yo en el 2017 con dos unidades nuevas. Este objetivo F2,8 que me ha enviado Canon ahora para que lo probara es de los antiguos, y tiene un campo de enfoque sensiblemente plano, como el que en su día cambié para mi desgracia. Los del 2017 eran sensiblemente curvados, lo que los hacía inviable para paisaje, y no sabéis hasta que punto. Queda por probar si las unidades que hoy se suministran nuevas son como las primeras (planas) o como las últimas (curvas). Eso no lo hemos hecho.

Calidad optica del EF 24-70F2,8L II USM que me ha enviado Canon para probar:

Estos son los valores que acaba de publicar Germán en su WEB con mi 5D Mark IV y el objetivo EF 24-70F2,8L II USM que Canon me ha enviado para que lo probara, que ese sería exactamente el equipo que me quedaría si decidiera quedarme con el objetivo.

Todo esto ha salido de la actualización de junio 2021 de Germán Pierre aquí:

Tablas MTF: EF 24-70F2,8L II USM con mi Canon 5D Mark IV (el que Canon me ha dejado para probar)

Calidad óptica del EF 24-70F4L IS USM que tengo actualmente.

Estos son los valores que un día en 2017 publicó Germán con mi EF 24-70F4L IS USM actual. El análisis inicial lo hizo con su 5D Mark II, pero las tablas MTF están actualizadas en 2017 con mi 5D Mark IV que yo le dejé, así que ese es exactamente el equipo que tengo ahora, cámara y objetivo.

Todo ha salido de aquí: 1 de Octubre 2017

Tablas MTF: EF 24-70F4L IS USM con mi 5D Mark IV (el que tengo ahora)

Comparación y conclusión:

  • La primera tabla corresponde al objetivo que me ha enviado Canon: el F2,8
  • La segunda tabla corresponde al objetivo que ahora tengo y utilizo: el F4
  • La tercera tabla es un simple cálculo. Se compara cada casilla de ambos objetivos y se muestra la diferencia.

Si el resultado es positivo, el F2,8 es superior al F4, y si el resultado es negativo el F4 es superior al F2,8. La cuantía del valor es la diferencia en nitidez para cada caso: focal, diagragma y posición en el fotograma.

Como los valores de diafragma no son los mismos, he tomado los más cercanos en la seguridad de que eso no desvirtua en absoluto la comparación.

Para hacerlo más gráfico he pintado de naranja las situaciones en que el F2,8 gana al F4, y en verde las que el F4 gana al F2,8.

Tabla comparativa: un verdadero lujo.

  1. Lo primero es dejar aquí constancia de que cuando se pueden hacer comparaciones con este nivel de rigurosidad considerarlas un lujo es quedarse corto.
  2. Lo segundo dejar igualmente constancia de que si esas comparaciones son posibles cuando un verdadero experto me ha hecho el favor de hacer todas las pruebas y encima es mi amigo, el lujo toma ya caracteres superlativos, y nunca podré agradecer suficientemente su apoyo moral y material. No te pongas rojo Germán porque es verdad.

Normalmente, cuando se hacen pruebas de este tipo, a no ser que la diferencia sea abismal y flagrante, uno suele salir con más dudas de con las que entró. Tal es el caso que nos ocupa.

Si os fijáis atentamente en las gráficas y sobre todo en las tablas, en particular en la comparativa verde/naranja, está claro que:

  • El F2,8 supera ampliamente al F4 en angular.
  • El F2,8 supera al F4 en todas las focales, pero solo a diafragma abierto.
  • El F4 supera el F2,8, aunque no por mucho en las focales de 35 a 70mm en cuanto nos alejamos del centro.
  • Si tómanos como referencia el diafragma que yo suelo utilizar para paisaje, que es F8 prácticamente fijo y lo he remarcado en la tabla, el F4 supera al F2,8 excepto en el angular extremo donde el F2,8 es claro ganador.
  • A pesar de que yo soy paisajista, revisando miles de fotos me he dado cuenta de que no utilizo mucho el 24mm y sorprendentemente tengo muchas fotos hechas con focales intermedias de 30 a 55mm. Ese rango focal es, para mi, muy importante.

Todo eso me va a hacer reflexionar un buen rato y solo en el último capítulo os diré lo que he decidido.

Mañana más. “Stay Tuned” (me encanta esta frase).

**************************************************************************************

 

No hará la felicidad, pero hay que contar con él

Capítulo 6: Condiciones de la transacción (sábado 26 de junio del 2021)

Me quedaba la duda de en qué condiciones me dejaría Adan que me quedara el objetivo, si fuera el caso: podría ser que me lo regalara por los problemas que he tenido, podría dejármelo a mitad de precio por ser usado, podría dejármelo a precio de nuevo por aquello de que está revisado y calibrado. Es algo que podía influir claramente en mi decisión final. Por ello.

  • El 1-6-2021 le escribo un e-mail a Adán para preguntarle.
  • El 10-6-2021 me contesta algo así: Buenos días Adolfo, ¿qué tal van las pruebas? Respecto a quedarte esa unidad, no es posible, estos equipos son propiedad de Canon Europa. Para la compra de una unidad nueva te tendría que poner en contacto con Eva 4 y seguro que te busca alguna formula con algún descuento.

Preconclusión 1: Por lo tanto, si me quedo el objetivo, la cosa no me saldría gratis y a pesar de las penurias que he pasado me costaría un dinerito.

  • Pero eso no es lo que más me ha inquietado.

Preconclusión 2: He tenido que leerme la respuesta varias veces para asimilarlo y al final lo que entiendo es que este objetivo que, en principio, ha sido comprobado y calibrado en el laboratorio y después enviado a mí para que a su vez lo probara yo, no me lo puedo quedar porque los «demos» son propiedad de Canon. En caso de que me decidiera por un F2,8 sería uno nuevo sobre el que posiblemente me harían algún descuento.

Entonces, ¿para qué ha servido el enviármelo para que lo probara? ¿Es que se supone que todos los F2,8 son iguales o por lo menos tienen un rendimiento muy parecido? Ya sabemos que eso no es así, lo hemos visto en los test de Roger Cicala, por ejemplo, donde la dispersión de características entre diferentes unidades puede ser enorme. Más aún si ha habido de por medio un cambio de diseño no reconocido y sobre el que aún tengo todas las dudas. He tenido dos F2,8 de primera generación y dos F2,8 de segunda generación, el que para mi desgracia ´cambié por estar un pelin descentrado, y los dos que devolví en 2017 por su campo de enfoque ultracurvo. Los conozco bien.

  • Os juro que «no entiendo nada». ¿Para que ha servido todo este asunto de las pruebas?

Los primeros F2,8 tenían un campo de enfoque sensiblemente plano, como el que yo devolví por estar ligerísimamente descentrado. Los que probamos en el 2017 (2 unidades) tenían un campo de enfoque terriblemente curvo. Este «demo» que me han enviado es sensiblemente plano porque seguramente es de los antiguos, pero si os tomáis la molestia de mirar los valores de MTF de las pruebas que Germán hizo en el 2012 (con los primeros que salieron de fábrica) y aplicáis la corrección de la 5D2 (Valor óptimo teórico 52 l.p./mm.) sobre la 5D4 (Valor óptimo teórico 62 l.p./mm.) comprobaréis que el del 2012 era muchísimo mejor que este que me han enviado ahora, aún siendo ámbos sensiblemente planos.

Eso es lo que yo quería, un EF 24-70F2,8L II USM como el del 2012, pero nuevo. Con él hubiera tenido bastante.

Lo que me propone Canon es comprar uno nuevo (con un descuento) con toda la incertidumbre que eso supone y en su caso volver a empezar de nuevo con todas las pruebas. Vamos, empezar desde cero otra vez. Esto ha sido lo que se llama «un golpe de teatro» y la verdad es que ha acabado conmigo.

  • El 15-6-2021 vino un mensajero y se llevó el objetivo F2,8 probado  rumbo al CPS de Canon.

No tengo ya fuerzas para nada más y tampoco tengo el valor de pedirle a Germán que volvamos a empezar y más sin ninguna garantía de que la cosa salga bien. ¿Que pasaría si después de comprarlo el nuevo y hechas las pruebas el rendimiento no me convence?

Mañana el desenlace. “Stay Tuned” (me encanta esta frase).

**************************************************************************************

 

Mi querida Madre del Amor Hermoso me perdone.

Capítulo 7: valoración final (domingo 27 de junio del 2021)

De todo lo expuesto anteriormente y sobre todo en el capítulo 5, que es donde están las pruebas, y en el capítulo 6 que es donde se produce el «golpe de teatro», me hago a mi mismo las siguientes reflexiones.

Para centrar ideas en este último capítulo y por si a alguien se le ha olvidado diré que el F2,8 del que hablo es el que Canon me ha enviado (usado y presuntamente calibrado) para que lo probara, y el F4 es que ahora tengo y uso (nuevo y solo manejado por mi).

Consideraciones generales.

  • Queda claro que este objetivo de prueba es sensiblemente plano. Es de los antiguos. Los nuevos, al menos los del 2017 eran curvos, y los de ahora no se. Eso es una cosa de la que Canon debería tomar nota, por lo menos en Canon España, pues supongo que en Canon japón ya lo sabrán. Nos hemos dado cuenta.

Consideraciones particulares referidas al objetivo F2,8 probado ahora:

  • El objetivo probado antiguo y usado tiene un campo de enfoque casi plano, así que si me quedara con él en ese aspecto saldría ganando, pero no con respecto al F4 que ahora tengo, sino con respecto a los F2,8 que compré en el 2017 y tuve que devolver a los dos días. Esta claro que Canon en algún momento modificó la estructura óptica del EF 24-70 F2,8L II USM (la curvatura detectada y medida no podía ser ningún accidente). ¿Como serán los nuevos de ahora? Pues a eso no tengo respuesta.
  • El objetivo está claramente descentrado. No mucho, pero perfectamente perceptible y medible. No sé si la falta de colimación será superior o no al que cambié, pero este está descentrado.
  • Se ve claramente que no es nuevo y que la suavidad de tacto y desplazamiento no es la de cuando salió de fábrica, pero es tolerable, incluso para un paranoico como yo. El huelgo también es mayor del normal, pero es lo que pasa con un objetivo bastante usado y con poca delicadeza. Las marcas de uso en barrilete y monturas delantera y trasera ahí están: no molestan, pero hacen daño a la vista, sobre todo a la mía.
  • Lo más importante es el rendimiento óptico y en este apartado es donde se me abren todas las dudas:
    • Está claro que el F2,8 tiene un angular mejor, sin paliativos.
    • Está claro que, aunque no es de forma abismal, el F4 supera el F2,8 en cuanto nos separamos del angular extremo y nos separamos del centro de la imagen.
    • Está claro que en el diafragma que utilizo para paisaje, casi exclusivamente el F8, el F4 se comporta mejor que el F2,8 excepto en el angular de 24mm donde este le da una pequeña paliza. El F4 lo supera a 35, 50 y 70 en F8.
    • Está claro que yo utilizo mucho las distancias medias y no tanto el angular.
    • Está claro que el F2,8 es un objetivo usado y vaya Vd. a saber con qué trato. Que sus huelgos y juntas de estanqueidad no se saben en qué estado real están. Digamos que ha tenido una vida intensa. Sin embargo el F4 yo lo compré a estrenar y solo yo sé como lo he cuidado.
    • Está claro que el F4 ya lo tengo y el F2,8 lo tendría que comprar pagando no se que cantidad de dinero.

Estas conclusiones no se han sacado a la ligera, son fruto de un cuidadoso análisis y parametrización de imágenes de laboratorio con cartas de resolución y de imágenes de calle también estándar por ser las habituales que utiliza Germán Pierre en sus pruebas. Como pasa siempre las imágenes de laboratorio son mucho más exigentes y reveladoras. En las de calle es mucho más difícil encontrar diferencias.

Bien, pues todo lo anterior está muy bien, pero solo si objetivo probado me lo pudiera quedar pagando lo que sea. No es el caso, así que todo lo anterior queda como papel mojado en ácido sulfúrico fumante, pues si al final lo que me ofrecen es comprar uno nuevo sería todo como un volver a empezar desde cero y por ello no entiendo demasiado bien cual ha sido el propósito de enviarme este objetivo presuntamente calibrado y comprobado para que lo probara yo por mi cuenta. Lo mismo podría haber hecho comprando uno en una tienda o pidiendo que me lo dejaran unos días y sin meter a Canon por medio. Tengo amigos en el gremio y me lo hubieran dejado. No lo acabo de comprender. Seguramente se me escapa algo, pero no se que es.

Conclusión final:

Sopesando los pros y los contras, que los hay, y sobre todo el «golpe de teatro final», pienso (quizás me equivoque, pero es lo que pienso) que la única decisón razonable para mi y también la más lógica es que ya estoy bien como estoy, o lo que es lo mismo, que a pesar de que mi actual F4 no sea la panacea óptica, tenga la robustez de un juguete, y el sellado a la intemperie sea inexistente, el F2,8, presuntamente revisado y calibrado en el laboratorio de Canon, no me supone una diferencia abismal y por lo tanto una alternativa válida. Con él, me quedaría más o menos igual, con las dudas sobre el trato que ha tenido, además del coste económico que este nuevo cambio me supondría. Pero es que eso pierde todo sentido cuando me comunican que no me lo puedo quedar por ser un «demo» propiedad de Canon». Comprando uno nuevo volveríamos a la casilla de salida, para este viaje no hacian falta tantas alforjas, y a mi se me ha quedado una cara de tonto mucho más acusada que la que normalmente ya tengo.

  • Ya he dicho antes que ya no tengo fuerzas para continuar con esta lucha. Se acabó.

Corolario:

Dice el saber popular que es de mal nacido no ser agradecido. Canon contactó conmigo, yo les expresé mi problema, ellos me propusieron una solución, que a la postre ha resultado una solución nada buena y desde luego no la solución final. Total, que al final de todo, nada ha salido bien. A pesar de ello eso es muy de agradecer y es justo reconocer la deferencia que han tenido conmigo, y por ello les quedo agradecido.

Por lo menos toda esta experiencia va a servir de algo, va a servir para que deje de dar la lata en el Blog, me conforme con mi equipo actual y nunca más me oigáis hablar ni del EF 24-70F2,8L USM II ni del EF 24-70F4L IS USM, ni mucho menos de unos presuntos EF 24-70F2,8L USM III, o EF 24-70F2,8-4L IS USM o EF 24-70F4L IS USM II o por lo menos un EF 28-70F4 USM, pero de campanillas. Todo eso ya se ha acabado. Lo intenté y no pudo ser. Estoy condenado a que mi desencuentro con Canon dure por toda la eternidad.

Que nadie entienda con esto que los productos de Canon son malos y que su gente unos cantamañanas. Pienso sinceramente que eso no es así, y no quiero que esta un tanto larga exposición de mis penurias os haga cambiar de opinión. A los mejores cirujanos se les mueren pacientes, y eso no significa que sean malos médicos. En este caso me ha tocado a mi ser un paciente con mala suerte. Que le vamos a hacer.

No puedo acabar esta paliza sin poner algo que me sale de las tripas, y lo pongo porque lo pienso realmente. Corro el riesgo de equivocarme y corro el riesgo de de disgustar a algunas personas de las que han participado en esta historia, pero lo asumo, porque es realmente lo que creo.

Pienso que Adán nunca me ha tomado muy en serio. Nunca me creyó del todo cuando le expliqué lo de la curvatura de campo y seguramente me consideró como una persona algo descentrada, obsesiva y quizás un punto neurótica (algo de razón tiene). Me atendió, si, pero mareando la perdiz, dejando pasar días, semanas y meses, y quizás no contándome toda la verdad. Seguramente encontró un cristal demo y antiguo en algún rincón y me lo envió tal cual para ver si yo dejaba de incordiar. Me queda la duda íntima de si ese objetivo realmente pasó por el laboratorio para comprobación y calibración: Adán me dice que sí, y no tengo porqué dudar, pero pienso que si yo fuera el responsable del laboratorio de Canon con nuevos y modernos aparatos para ajuste y calibración óptica (tal como me confirmó el propio Adán) me habría dado cuenta de que este objetivo no estaba en condiciones óptimas, que no era la respuesta para un cliente puñetero y quizás excesivamente exigente (yo), que además no soy nadie en el mundo Canon, y lo que es indiscutible es que como responsable del Dpto.Técnico no me hubiera atrevido a entregarlo al Dpto. Comercial del CPS con el “aprobado” firmado por mi, y mucho menos en el estado de suciedad y descuido con el que me llegó.

La guinda del pastel fue la comunicación de que, en caso de haberme interesado, no me hubiera podido quedar con él. La compra de uno nuevo me situaba en el punto de partida otra vez, y yo ya no tengo fuerzas para una nueva carrera de fondo, ni de velocidad ni de obstáculos.

Intenté librar una batalla, pero la perdí. Lo asumo y os aseguro que, aunque me costará, podré vivir con ello. Eso si, no quiero volver a hablar de este asunto nunca más.

No os creáis la hitoria de David contra Goliat, es una milonga. Goliat, cuado recibió la primera pedrada, se cabreo tanto que machacó a David hasta pulverizarlo, se fugó con la chica, y fueron felices y comieron perdices. Esa es la verdadera historia, pero solo se cuenta en el antiguo testamento apócrifo, y ese no se vende en las librerías.

Muchísimas gracias por haber aguantado esta paliza de la que vosotros solo habéis sido estoicos sufridores, y muchísimas más gracias aún por estar ahí.

Adolfo, 27 de junio del 2021

Al final no pudo ser

Ahora y solo si os apetece, y conociendo toda la historia que empezó como una esperanza y ha acabado bastante peor, podéis poner los comentarios que queráis. No seáis malos, no se trata de quemar a nadie en la hoguera. Ha sido la crónica de un desencuentro.

Yo no contestaré. Toda esta historia me ha dejado hecho unos zorros y ya no estoy para más trotes. Tampoco quier polemizar, que cada cual saque sus propias conclusiones.

Mantendré este artículo unos días en la cabecera del Blog para que todo el mundo que le qpetezca pueda leer la historia completa.

adolfo

33 comentarios

  1. Una cosa en que coincido:
    Mi «relación amor odio», aunque solo lo segundo, surgió más o menos en la misma época. Cuando apareció el sistema EOS, todo lo anterior quedó obsoleto por decreto y, un jefazo del lado oscuro sentenció en los medios ad-hoc:»Toda vinculación electro-mecánica cámara objetivo será una hipoteca para el futuro» . Algo que, muchos años después (ya con las réflex en retirada) se demostró totalmente falso.
    Lo más chocante de aquella época para mi -recuerdo-, era el tacto de plástico barato de algunas EOS.
    He tenido muchas marcas. Pero, en ese momento supe con claridad meridiana, cual de ellas no tendría nunca…

  2. El problema que tienes es de tozudez… si te hubieras cambiado a nikon después del primer desaguisado no te habría pasado todo eso, serías feliz y fotografiarías perdices.

  3. Oye Adolfo, tu que tienes contactos…, tienes idea de si el Gran Germán tiene intención de analizar los RF. Es una gran referencia para mi y además siento mucha curiosidad. No tengo intención de cambiar ningún objetivo de la serie EF por estos hasta que tenga referencias de el, al menos en principio y si no se dilata mucho en el tiempo. Ya sabes que de momento con el RF 24 240 voy tirando.
    Algún día harán un documental televisivon tus «aventuras» canonistas ;-).

      • Hola Oscar,
        Curiosidad e intención he tenido pero no creo que vaya a ser posible por no poder disponer de la máquina durante el tiempo suficiente, y si es por Canon.es ni eso.
        Dentro de los importadores & distribuidores de todo tipo de material hay políticas muy distintas de cesión-préstamo para pruebas, dependiendo del tipo de pruebas que haces, claro.
        Hace muchos años.. muchos había otras personas y creo que ahora hubiera sido posible si no se hubieran ido. Uno no prueba lo que quiere sino lo que puede en un determinado momento.

        Si ves todos los EF que he probado ha sido posible gracias a mis cámaras y al inestimable apoyo de una tienda de Barcelona.
        Así que lo siento.
        Saludos

        • Hola Sir Germán, pues no sabes cuanto lo lamento, ya no solo por cuestiones de preferencia personal, que es lo que ahora apremia, si no porque es el futuro inmediato de Canon en cuanto a ópticas. Creo que todos, tarde o temprano, tendremos que pasar por el aro e ir actualizándonos y no tener una gran referencia como la que tu aportas es una lástima.
          De momento voy a tardar un tiempo a ver si en los próximos meses se puede arreglar el asunto…, y si es por sobornar, dime a quien y de cuanto necesitamos el jamón.
          Un cordial saludo y gracias por tu aporte.

  4. Del mismo modo que la luz se hizo antes que el cielo y las estrellas, Canon ha realizado su dictamen antes de atender a futuras pruebas. Una lente llena mierda manoseada por chiquicientos mil foteros es buena per se, y la caca que porta es aval de su probada calidad. Una persona que no « siente » el cristal y no deja su impronta en ÉL no merece ser su usuario. Amén. Para los pequeños « pecadillos» el software verdadero y no cualquier otro, obrará el milagro. Otro amén.

  5. Muy de acuerdo con Alfa Fox. A las compañías no hay que tenerles lealtad, tú les das tu dinero, ellas deben darte el producto según especificaciones, aún así, y sin pretender que lo tomes a mal, me alegro de la existencia de todos esos fallos en canon pues si no, no estaría disfrutando de esta historia.
    Un saludo y, como última anotación, el cambiar de marca y empezar con un equipo simple y liviano lo has planteado?
    gracias de nuevo, referente

  6. Es vergonzoso el trato de canon, con una persona que es cliente fiel a la marca. Varias veces en los comentarios le dije a Adolfo que cambie al menos a un 24 70 de una tercera marca, y ha sido fiel a canon. Siquiera lo enviaron limpio.
    Yo se lo devolvería a canon españa.

  7. Estoy sorprendido por la escasa, nula o negativa diferencia de un objetivo con respecto a otro. La diferencia de precio no va acorde con la calidad y por lo tanto no sé hasta que punto merece la pena ese desembolso extra por un paso de luz, que por lo general, se suele usar bastante poco. Vamos, que el 2.8 no es 1000 € más nitido que el f/4, en una palabra.
    Tengo ganas de ver este tipo de pruebas con la serie RF ?¿%¿&=)

    • Hola Oscar,
      Ese paso más de intesidad de luz tiene un mayor argumento en las reflex que en las CSC, aunque después en la nitidez centro-ángulo no se justifique. El argumento es la reactividad del AF. Las reflex enfocan siempre a f máximo y de 2,8 a 4 en condiciones precarias de luz se nota. Al final los profesionales pueden perder fotos porque el AF les hace el tonto, fotos que no son de paisaje y que no se les va a criticar la nitidez en esquinas.
      Y ese argumento en las CSC se pierde ya que, las que yo he probado, enfocan y exponen a f real y algunas cierran como máximo a f/5,6 (Nikon Z) … pero no lo hacen 2,8-3,5 ó 4,5 si se tiene establecido f/5,6 o menor.

      Ahora acabo de probar un 17-28/2,8 Tamron en Sony A7rII. A 2,8 no se oye el sistema AF, a f/4 en la calle ya se oye algo y no va tan rápido como en 2,8. A f/7,1 en interior se oye mucho y el tiempo se alarga un 40% más. Y no es que sea lento el zoom es que esa máquina cerrando a real o cerca… es lenta.
      Saludos

  8. No voy a aportar gran cosa con mi comentario pero me apetecía hacerlo.
    Eran los años 80 cuando pasé de una Praktica a una réflex de Ricoh. No se había inventado casi el AF pero aquella cámara venia con una empuñadura motorizada que me permitía avanzar y rebobinar la película automáticamente.
    Me propuse dar el salto a un modelo más “pro” y me enamoré de la Nikon FM2 y de la Canon T90 (vaya amores más antagónicos). Por esos días, Canon anuncia su nueva montura EOS (me enteraba de todo devorando ansiosamente las publicaciones a las que tenía acceso: Fotografía Profesional, FV, …) y eso me hizo descartar la marca. Terminé haciéndome con una Olympus OM 4 Ti y una OM 1n.
    Años más tarde sería Olympus la que nos dejó sin continuidad a abandonar su montura OM. Y ya no volví a comprar equipo hasta que me decidí entrar en el mundo digital de la mano de una Nikon D70. Con esta marca estuve más de 20 años, invirtiendo en varios cuerpos y objetivos APSC y FF por si algún día daba el salto a este formato dentro de la marca.
    Y llegaron las Nikon Z. Ya puestos a tener que usar adaptadores o invertir en nuevas ópticas, me daba igual cambiar de marca. Y así ha sucedido.
    Los chismes son chismes. Si llevo 30 años usando productos Apple no es por fidelidad a ninguna marca comercial, sino porque el producto en cuestión cubre mis necesidades en un alto porcentaje.

    Después de mi culebrón, darte las gracias por el tuyo y por el ameno rato que nos haces pasar.
    ¡Salud!

  9. Vaya drama… no vuelvo a leerte antes de desayunar, hoy me has quitado hasta el hambre :s
    PD: Aunque la sensación es de que te hiciste ilusiones erróneas. Tu esperabas que te arreglaran tus problemas con TU lente y los de Canon arreglar SU problema demostrando que pueden hacer lentes sin fallos mientras tu hacías de correveydile. Vamos, que por el interés te quiero Andrés.

    Esa gente hace lentes como hamburguesas del Mc Donald’s… las Mc Canon

    • En verdad estaba tentado en dar mi opinión. Pero me veo representado bien por ALFA FOX en todo. No somos nada en el mundo de Canon, Sony o Nikon. El mercado se mueve por otros rumbos. Para alguna queja dirigirse a los «grandes de la fotografía» si las que tienen equipos de 30 o 40 mil dólares o más y son referentes mundiales. Nosotros los aficionados o profesionales modestos no entramos en ese mundo. Tal vez un Jose Benito . Ruiz un grande de Canon tendría alguna oportunidad.

  10. Mejor malo conocido dicen… te quedas con el 24 70 f4 y vives más tranquilo Adolfo.
    Que destrato de parte de canon.

  11. Mucha razón Adolfo.

    Te trataron de tonto por buscar un objetivo que cumpla lo que prometía canon al lanzar ese objetivo. Sobre todo Adán que ni siquiera hizo comprobar y enviar un objetivo nuevo, sinó uno de las viejas demos arrumbadas. Por algo marcas como sony venden más y más cámaras.

  12. Hola Adolfo,
    Creo de verdad, que Canon, no me vale decir el departamento comercial o el técnico, sino Canon, no ha sabido estar a la altura; la sensación que se percibe de su actitud, es la de “a ver si este mindundi deja de dar la vara de una vez”; la visión de una actitud de prepoténcia se intuye en su actuación.
    Como canonista ex Olympus, llego a entender que tan sólo somos números en su cuenta de resultados… què li farem! (Que le vamos a hacer), el mercado es así.
    Adolfo, disfruta de la vida y olvídate de el tema, de verda, y como bien dices “David (casi) siempre pierde la batalla”.
    Un abrazo
    Ricard Ribas

  13. Querido Adolfo.
    Hace tiempo, mucho tiempo, yo también tuve la oportunidad de conocer a un Adam como el tuyo. No sabría decirte si habría que ponerle o no algún número detrás de su nombre. Tuve la oportunidad de hablar con él por teléfono en un par de ocasiones y, posteriormente, hablar con él en persona en unas calificaciones de Fepfi, si no me equivoco. Después de leer tus conclusiones, creo poder afirmar de manera severa, que no te debes de equivocar mucho en tus sensaciones. Tanto es así que, en alguna ocasión, llegué a cuestionarme como una persona de su rango puede llegar a un puesto tan representativo dentro de una empresa como esta. Eso sí, te hablo de sensaciones pero ocurre que, cuando estas sensaciones se me revelan de manera tan clara, no suelo equivocarme por lo evidente que es todo.
    En cualquier caso, una cosa está clara, tanto Adam como todas las Evas han conseguido el objetivo final que probablemente estaban buscado.
    Querido Adolfo: mucho ánimo y mucha salud. Gastemos energía y tiempo en el disfrute y la excelencia que es la mejor herencia que podemos dejar a los que nos siguen.
    Un fuerte abrazo.

  14. Mi historia sería larga, se trataba de una cámara Nikon, una 4500, tenía un problema con un uso determinado. Escribí a Holanda y Japón y nunca tuve respuesta. En foros especializados advertí del problema y de la posible causa. Conseguí que me cambiaran la cámara, no Nikon, sino la cadena de empresas de fotografía donde la compré y eso fué por el empeño personal de quién me la vendió. Tres años más tarde Nikon reconoció que la cámara producía un problema trabajando al microcopio a 1000 x por el diseño asférico de alguna de sus lentes. Para entonces cualquier garantía había caducado y los foros especializados estaban llenos de fotografías con círculos concéntricos oscuros que arruinaban las tomas. Es imposible que una empresa tarde tres años en detectar un problema que muchos habíamos sufrido antes. Pero una justa tardanza evita, eso sí, atender reclamaciones de muchos usuarios y sustituir sus cámaras por otras, y eso es lo que llegué a pensar. Cuando el problema no atañe a toda la línea del producto o solo es detectado por unos pocos usuarios (y en esto está la clave del “caso Adolfo”) la empresa no se ve obligada a nada porque el coste de asumir ese problema es tremendo en términos económicos y de prestigio.

    • Supongo que hablamos de una ¿coolpix 4500? de 4 m.p. cámara para nada profesional como para trabajos técnicos. Para ese tipo de trabajo se necesita cámaras Canon Nikon o Sony ¡especificas para esos trabajos!. ¡Al no saber si es para microscopio! No sé el porqué su elección, si es por el utilizar sensores pequeños. 1/1.8 O la forma de su cuerpo. Pero es claro que el objetivo ¿asferico en el 2006? la tecnología no era la actual para esa cámara que no es profesional para una cámara del 2006 tal vez la forma seria para UD ideal, pero en verdad técnicamente ya en ese momento había cámaras Nikon y Canon mejores mucho mejores. Además el primer Zoom x4 es óptico, pero el resto es digital. Algo fuera de posibilidad de trabajo profesional más en esos tiempos.

      • En aquella época eran la 4500 y la 5400 cámaras recomendadas por Nikon para utilizar en sus microscopios. El mismo argumento recibí, que una cámara para uso generalista no tenía que funcionar bien en un microscopio. Pero en ningún lugar se decía que existía esa incompatibilidad, ellos tenían un documento interno aconsejando esas dos para ese uso, yo tuve copia del documento y lo esgrimí. Cualquier otra cámara estaba libre de ese problema. Nikon tiene un departamento que fabrica buenos microscopio, mi microscopio era Nikon. Nikon fabricaba la cámara y la recomendaba para ese uso, deberían haber comprobado que a 1000 x la imagen mostraba círculos concéntricos. La prueba final fue que ellos mismos emitieron una nota señalando esa incompatibilidad, pero tres años después. Yo devolví mi cámara a la tienda donde la compré y me fue sustituida por una 5400, tal y como he señalado esta no tenía ese problema. La otra, la 4500 era inutilizable. Hablamos de hace muchos años.

  15. Totalmente de acuerdo Adolfo pasa pagina tienes las de perder. Los SAT o como se llamen por la experiencia que tengo tanto en Nikon como en Canon son muy descuidados con los usuarios de a pie, yo tambien soy pejigueras pero hay cosas que no hay por donde cojerlas, llevar una camara a limpiar el visor y te la devuelven un poco mejor pero la pantalla de enfoque peor y la goma de la empuñadura despegada, reclamas vuelves a perder el tiempo y la cosa suele ir a peor asi que se te quitan las ganas de volverla a llevar y se te queda cara de tonto.Yo tengo tambien el 24-70 F4 y estoy de acuerdo contigo por la construccion pero por lo demas encantado,lo que tengo claro es que no se lo voy a llevar a esta gente , lo del polvo etc. doy fe es imperdonable en estas cosas.

  16. Mi más sentido apoyo ante su desesperación. Si SAT Canon tiene una sala limpia para el reparado de lentes, creo que no la usa para TODAS las lentes. Huele a «externalización». Vamos, que lo repara y ajusta un chaval en la cocina de su casa, a tanto por barrilete.
    Otra cosa que he sacado en claro es que a los Servicios de Atención al Cliente les quedan cuatro toses.
    Piénsalo, pensadlo todos: ¿Un robot telefónico lo habría hecho peor?
    Que se vayan preparando. Que se saquen algún master en «freidora de patatas» o «reposición de detergente en estante lineal». Con la cualificación de la que han hecho gala, no les costará mucho. Y se lo tendrán merecido.

  17. En cuanto comenzaste a escribir, Adolfo, reconocí tanto a todas las “Evas” como a “Adan”. No recuerdo ya cuantos años (décadas) tuve que tratar con ese equipo a lo largo de mis épocas de FV y sobre todo de DSLR Magazine y Albedo Media. Hubiese podido predecir tu resultado final desde un principio… ☝
    Nada que ver, desde luego, antes bien todo lo contrario, con la época de Elena Martel, ya jubilada.
    En general, es sabido -que no asumido por la firma- acerca de los problemas que generan “los 24-70” de la marca.
    Podría escribir largo y tendido sobre todo lo anterior… pero no es el momento.
    Aunque el artículo es nada menos que del 2002, pueden interesar algunos de los conceptos:
    https://valentinsama.blogspot.com/2012/08/circulos-de-confusion.html
    Un fuerte abrazo
    Valentín

    • Gracias Valentín. A partir de ahora además de amigo te consideraré compañero de sufrimiento.

      Mucha salud.
      Adolfo.

  18. Gracias a todos por vuestros comentarios. Al menos no me siento solo.

    Mucha salud para todos.
    Adolfo.

  19. Con los tiempos ha cambiado a peor la calidad de los equipos, tambien la humana en el trato en general y por su puesto, en la post venta.

    Esto lo notamos sobre todo los que, conocimos la educación y el compromiso de las marcas con sus clientes.

    Tengo varias camaras compradas hace decadas, que conservan el certificado de calidad, firmado de puño y letra, a boligrafo por el responsable final de calidad de la emprersa, que se hacia cargo de cualquier defecto no identificado antes de salir al mercado.

    Lo que has echo Adolfo tiene un gran valor, sirve para que no nos acostumbremos a aceptar gato por liebre.

    Si la calidad del producto baja, el prestigio de la marca debe bajar tambien, eso es lo honesto y todos lo debemos saber.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.